¿Cómo mejorar la red wifi en casa?

La presencia de numerosos dispositivos conectados a la red inalámbrica hace que esta se debilite, que pierda estabilidad y que la conexión a internet no sea de tan buena calidad. En aquellas zonas urbanas donde existen muchas viviendas y la demanda de conexión es muy elevada se suelen producir problemas de embotellamiento, lo que se traduce en una menor potencia de la señal y por tanto una red wifi más lenta.

Por suerte, existen algunos trucos que ayudan a mejorar la red wifi. Esos embotellamientos desaceleran la velocidad e impiden teletrabajar con una productividad alta, sacar provecho de los datos del móvil o realizar actividades que demandan mucha señal: jugar a videojuegos, hacer videollamadas o ver series y películas de televisión en streaming. Te ofrecemos algunos de esos consejos.

Elegir operadores que cuenten con red y cobertura de calidad

Un primer truco para evitar estas situaciones de dificultad en la conexión pasa por decantarse por operadores que conozcan las demandas ciudadanas y que hayan dimensionado su red para cubrir esa realidad.

Hoy en día conectarse a internet no es algo exclusivo del ordenador, hay numerosos dispositivos y aparatos conectados a la red y todos ellos van cargando a la red sus necesidades. Por otra parte, al elegir compañías que mejoran la conexión de wifi y móvil es interesante seleccionar aquellas que cuentan con oferta combinadas de fibra y móvil.

La fibra óptica es una conexión de mayor calidad que el ADSL, ofrece más velocidad y estabilidad en la red. La idea de contratarla de manera conjunta junto con la telefonía móvil es por una cuestión económica, ya que los servicios integrados permiten ahorrar más dinero, integrar todo el coste en una factura unificada y, en ocasiones, beneficiarse de otras promociones que lanzan estos operadores.

Colocar bien el router en una posición centrada

El router es un dispositivo que quizás no resulte muy agradable estéticamente, de ahí que muchas personas opten por situarlo en un rincón oculto, no muy visible. Esto es un error, pues puede encontrarse con más obstáculos para el envío y recepción de señales.

La mejor opción es colocarlo en una zona central de la vivienda, donde reparta señal lo más homogénea posible a todas las estancias, y en una posición elevada. Esto lleva a que la operadora instale la línea telefónica en un lugar que no es el más operativo, pero sí el más funcional.

Por otra parte, los obstáculos también son un problema para que la señal inalámbrica llegue con suficiente calidad. Ese embotellamiento que se da a nivel de comunidad y de edificios, demasiados obstáculos y dispositivos conectados a una red, se produce también en casa.

De este modo, cuantos más objetos o estructuras haya entre el punto de acceso wifi y el dispositivo que se conecta, mayor grado de dificultad para esa conexión. Este es un factor al que no se le puede poner solución en muchos casos, pues las paredes, los tabiques y los muros están en la vivienda antes que la conexión a internet, pero sí es posible colocar el router alejado de rincones, paredes y por supuesto, no situarlo empotrado en algún mueble.

Echar mano de los amplificadores

Los amplificadores de red son dispositivos que acercan la cobertura inalámbrica a rincones donde no llega con claridad. Amplifican la señal, sirven como elemento de altavoz, de difusión. Un ejemplo son los dispositivos PLC que funcionan a través de la red inalámbrica.

Los repetidores wifi tienen otra dinámica de funcionamiento, más sencilla. Son útiles, pero no tanto como los amplificadores. Estos extienden la señal y hacen que llegue mejor a algunos rincones, pero no con tanta claridad como los amplificadores.

Controlar la potencia del router y el canal wifi

La mayoría de problemas de embotellamiento se deben a una incapacidad del router para enviar y recibir señales con suficiente claridad. Por ello una opción para mejorar la cobertura y la conexión pasa por configurar la potencia de la señal. El aspecto positivo es que el radio de conexión se eleva, extendiendo así los espacios desde los que navegar. La contrapartida es que es posible que la red llegue a otros vecinos.

Con respecto al canal wifi, en ocasiones elegimos uno que ya está muy saturado, reduciendo así el nivel de calidad en la conexión. Si hay muchas redes disponibles en la zona, por ejemplo la comunidad, es posible que todas estén conectadas al mismo canal. Por fortuna, hay herramientas disponibles que permiten elegir un canal más libre.

Estas son algunas alternativas que permitirán mejorar la red wifi en el hogar, pero hay que tener clara una realidad, cuantos más dispositivos haya conectados a internet, más limitada se verá esta conexión.

Compartir Artículo
CONTENIDO RELACIONADO

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.