¿Cómo evitar que el portátil se sobrecaliente más de la cuenta?

¿Estabas usando tu ordenador portátil y de un momento a otro aparece una pantalla azul con letras blancas que no entiendes de nada? Quizás este no sea tu caso, pero que me dices de un funcionamiento lento y reinicios constantes sin razón, todo estos son síntomas de que el enfriamiento de tu ordenador portátil no va bien, y si estás aquí para solucionar este problema vamos a mostrarte cómo evitar que el portátil se sobrecaliente más de la cuenta en pocos pasos.

portátil se sobrecalienta

¿Por qué se calienta el ordenador portátil?

Al momento de comprar un ordenador portátil uno de los aspectos más relevantes a tener en cuenta es la calidad de su sistema de enfriamiento. Recordemos que todos los componentes en ordenadores de este tipo se encuentran muy juntos y es muy probable que se dé lugar un recalentamiento si el ambiente es templado o caliente y el sistema de enfriamiento por aire no sea óptimo.

Existen varias razones por las cuales un ordenador portátil podría calentarse más de la cuenta y dar lugar así a un rendimiento mediocre e incluso dañar la placa madre debido al derretimiento de los puntos de soldadura de cada chip, veamos cuales son las razones más populares:

Mal funcionamiento del ventilador

Tu ordenador portátil tiene un pequeño ventilador que sirve para disipar el calor interno de este y además manda aire fresco al procesador para evitar que se sobrecaliente. En caso de que el ventilador se haya quemado o desconectado por accidente no existe forma de que el procesador se enfríe, al igual que los demás componentes internos, lo que produce el calor excesivo y lentitud del sistema operativo.

Puedes comprobar que el ventilador funcione colocando tu mano en la rejilla de ventilación lateral de tu ordenador o escuchando atentamente en una habitación silenciosa si escuchas un sonido persistente al encender el ordenador portátil parecido al de un ventilador muy pequeño.

Exceso de suciedad dentro del ordenador

Si tu ordenador portátil lo compraste hace ya mucho tiempo y no le has hecho un mantenimiento preventivo interno puede que el polvo sea el causante del recalentamiento de la placa base y los diferentes componentes internos del ordenador.

Incluso puede que el polvo esté limitando la tasa de revoluciones por minuto del ventilador, lo cual hace que el ordenador se recaliente, aunque el ventilador esté funcionando. Si quitas cuidadosamente los tornillos de la tapa interior del ordenador y si la quitas podrás notar si existe polvo alrededor del ventilador, el cual puedes quitar con una pequeña brocha y así evitar que el sistema se siga recalentando.

Usar el ordenador en superficies irregulares

¿Eres de los que apuesta por la comodidad de trabajar con el portátil sobre la cama? Entonces debes tener mucho cuidado, la superficie de la cama puede tornarse irregular y así tapar la salida de aire caliente del portátil, lo que produce que el ciclo de ingreso de aire fresco y expulsión del calor se interrumpa, permitiendo que el sistema se caliente en cuestión de pocos minutos.

Esta es una de las causas más frecuentes de recalentamiento en ordenadores portátiles ya que muchos dueños de este tipo de ordenadores no están pendientes de no dejar ropa, sábanas o almohadas muy cerca de la salida de aire del ordenador, produciéndose así un reinicio constante por recalentamiento y, si no se soluciona el problema, el deterioro total de los contactos metálicos incluidos en la placa madre o quema del procesador (o memorias RAM).

Que procesos usen la totalidad de los recursos del sistema

Un evento que no requiere de eventos externos de cara al hardware es la sobrecarga de procesos del sistema, los cuales le exigen mucho a las piezas de hardware haciendo que estas trabajen al máximo, se saturen y calienten.

Puedes verificar si la causa del recalentamiento de tu ordenador portátil es esta si abres en Windows el administrador de tareas siguiendo estos pasos:

  • Haz clic derecho en la barra de herramientas
  • Selecciona Iniciar el Administrador de Tareas
  • En la pestaña Procesos haz un clic sobre CPU para que se te muestren los procesos más exigentes para el mismo
  • En la misma pestaña puedes hacer clic sobre memoria para que se te muestren los procesos que hacen más uso de memoria RAM

Ahora solo tienes que cerrar los procesos que estén usando más recursos dando un clic derecho sobre ellos y seleccionando “Terminar Proceso”. Sin embargo, debes saber que el proceso puede que se vuelva a abrir en el próximo reinicio, por lo que tendrás que eliminar dicho proceso del inicio con el sistema, lo cual te explicamos más adelante.

¿Cómo conseguir que el portátil no se caliente tanto?

Con base en los puntos que hemos visto anteriormente solo nos queda darte las soluciones posibles a los mismos, de manera que tu ordenador portátil tenga una mejor ventilación, nivel de mantenimiento y no sufra de sobrecargas de procesos que afecten el hardware de manera negativa:

  • Colócalo siempre en superficies planas: colocando tu ordenador en superficies planas siempre tendrá la salida de ventilación libre de cualquier obstrucción. Además, te aseguras de que elementos como sábanas, la superficie moldeable de la cama o almohadas no recalienten los componentes producto de la subida de temperatura normal después de colocarlas por debajo o encima del mismo.
  • No dejes el portátil funcionando en lugares con mucho polvo: el ventilador del portátil puede empujar el polvo fácilmente hasta dentro del mismo, haciendo que este se acumule y a la larga ocasione un bajo rendimiento por aumento del calor. Coloca tu portátil en lugares limpios y frescos, para así evitar también que el ventilador se esfuerce el doble para mantener fresco el procesador y el resto de los componentes.

cuidados para la portátil

  • Aumenta el espacio entre el ordenador y la superficie: en tiendas virtuales puedes encontrar aptas de goma de hasta 2,5cm que permitirán que la cara inferior de tu ordenador quede demasiado pegada a la superficie, lo que hace que los componentes se recalienten más por no tener suficiente ventilación. Con estas patas tu portátil se recalentará mucho menos.
  • Usa una base fan cooler: existe un periférico muy beneficioso para hacer que la vida útil de nuestro ordenador se maximice: una base con ventiladores para ayudar al único ventilador del ordenador a disipar el calor. Estos funcionan mediante un puerto USB y dan un buen nivel de brisa refrescante que disipa el calor del interior del portátil en segundos.
  • Realiza un mantenimiento interno cada 6 meses: como mínimo debes abrir tu ordenador portátil cada seis meses para limpiar con una pequeña brocha de pelo fino tanto el ventilador como los demás componentes que se han llenado de motas de polvo. Si no sabes cómo realizar esto recomendamos mucho que lleves tu ordenador con un profesional en mantenimiento de este tipo.
  • Quita del inicio aplicaciones que no uses: en Windows puedes presionar la tecla Windows + R y escribir “msconfig”, ir a la pestaña de Inicio de Windows, deseleccionar cada uno de los elementos que no uses y dar clic en Aceptar para optimizar el rendimiento de tu ordenador portátil. Esto eliminará del inicio automático con el sistema a aplicaciones que no uses, lo cual ayuda a mantener la carga de la memoria RAM en niveles normales.

Para finalizar te recomendamos cambiar la pasta térmica que se coloca entre el procesador y la tubería de ventilación de cobre, la cual puede desgastarse rápidamente en caso de existir mucho calor, haciendo que el procesador haga contacto directamente con el cobre, obteniendo así un recalentamiento importante que puede denigrarlo en poco tiempo.

Si tienes algunas otras ideas sobre cómo mantener una temperatura ideal en tu ordenador portátil no dudes en compartirla con nosotros, estamos aquí para ayudarnos entre todos.

Compartir Artículo
CONTENIDO RELACIONADO

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.